Plan de marketing para un hotel

Como hacer un plan de marketing hotelero

El plan de marketing se basa en los objetivos, ¿Que acciones son necesarias para que se cumplan?

Una vez identificados los puntos anteriores, en la estrategia hotelera, definimos las acciones que vamos a realizar para alcanzar los objetivos:

Definimos el presupuesto y el tiempo de ejecución suficiente, alineado con los objetivos.

¿Qué quiero hacer?

¿Cómo lo voy a hacer?

¿Cuándo?

Lo mas importante es comprender perfectamente el modelo de comportamiento del consumidor para poder implementar todas las acciones de marketing correctamente.

Fases del plan de marketing digital:

1º SEO, optimización onpage y offpage.

SEO local

SEO local

Contenidos web

Linkbuilding

Arquitectura web, usabilidad, sencilla y clara y adaptada para smartphone y tablet.

Por medio del móvil y de la geolocalización que tienen integrada todos los smartphone, será más fácil que aparezcamos en los primeros resultados de Google con el SEO local, es importante ya que muchos viajeros hacen su búsqueda en el mismo destino donde se encuentra el hotel.

En otros casos el cliente puede buscar una habitación a las 12 de la noche, con importantes descuentos. Son huéspedes que quieren una escapada rápida, casi impulsiva.

Para el hotel supone una fuente de ingresos extra, ya que podemos hacer reservas que de otra manera perderíamos en habitaciones que al fin y al cabo estaban vacías, y así dinamizar los días de bajas ventas.

2º Redes sociales afines a nuestros objetivos y clientes.

Definición de la plataforma online apropiada, Websites, blogs, influencers, redes sociales, aplicaciones móviles, publicidad on-line, mailing…

Las RRSS pueden ser un canal perfecto de atención al cliente, de fidelización y sobre todo de venta mediante promociones.

Pero también es verdad que pueden ser un arma de doble filo si no las atendemos con la correcta diligencia, la escucha activa y una rápida respuesta, sobre todo a las quejas y reclamaciones.

Si no podemos atenderlas correctamente, es mejor no tener perfiles abiertos… y no maltratemos a nuestros clientes con contenidos absurdos, aburridos y sin interés alguno.

No suframos linchamiento digital.

 

Por su gratuidad y facilidad de uso, las redes sociales no tienen barreras de entrada. lo que ha facilitado su utilización en los hoteles de todo tipo, hoteles premium, hoteles con encanto, boutique, grandes cadenas, franquicias…

En el negocio de la hotelería, la reputación online es crucial para el éxito en las reservas directas, la comunidad y las valoraciones de los huéspedes son uno de los activos más importantes que tienen las RRSS, colocando al huésped en el centro de toda estrategia digital.

Las redes sociales nos permiten personalizar los negocios en nichos concretos. Con la estrategia de contenidos, les damos el contenido que buscan.

“Inbound marketing”, para saber cómo se comportan los usuarios, como llegan a nuestra web. Cómo llegan a tu hotel, desde qué plataformas.

Con el inbound marketing se trata de ver y analizar los diferentes canales que usan los clientes para llegar a nuestro hotel y cual es el más efectivo para potenciarlo, para enfocar los esfuerzos en ese canal, o en ese tipo de contenidos.

Contenidos con información relevante sobre destinos para mejorar las tasas de conversión y las experiencias de los usuarios.

Un hotel rural que ofrece información de conciertos, congresos, fiestas, deportes, ferias, gastronomía, rutas culturales, y un largo etc, puede vender estos servicios, llegando a acuerdos con los operadores de la zona, y así mejorar su cifra de negocio y añadir valor a su oferta.

3º Publicidad para hoteles.

SEM, SMO, canales donde impactar a los consumidores.

Además de las OTAs, hay otros caminos para llegar al viajero, como Google Adwords, la publicidad en Facebook o en Instagram, Twitter, videos en YouTube, en TripAdvisor o Trivago, sin olvidarnos de LinkedIn para el segmento MICE.

La estrategia significa restar, tenemos que elegir entre las diferentes opciones para llegar a nuestros clientes potenciales, según sean sus gustos o preferencias.

 


“En la guerra es un suicidio lanzarse a un ataque en un frente amplio”

No podemos hacer publicidad en todas las redes sociales, tenemos que enfocarnos en la que mejor se adecue a nuestros intereses, y poner todos los esfuerzos en ella.

El hotelero independiente tiene que conocer por dónde entra cada venta, como son sus clientes, que demandan, que intereses tienen… es cierto que internet a eliminado intermediarios, pero no sus funciones, así que si no las hacemos en nuestro hotel, lo harán otros por nosotros… previo pago de una elevada comisión.

4º Control y métricas de las acciones realizadas.

Estrategia vinculada a objetivos

Con CTAs y embudos de conversión enfocados en las funcionalidades de la reserva, testing y medición constante.

Con los objetivos fijados, tenemos que desarrollar todas las acciones para que cada objetivo fijado se cumpla individualmente.

Qué acciones son necesarias para que se cumplan los objetivos.

Todas las acciones alineadas con la estrategia digital, que sean coherentes con los recursos disponibles por la gerencia del hotel.

Para terminar definimos el presupuesto de marketing online y el tiempo de ejecución necesario, alineado con los objetivos, e implementamos las mediciones en Google Analytics y los KPI necesarios para hacer un correcto seguimiento de todas las acciones y su ROI o retorno de la inversión.

Los hoteles boutique que invierten en innovación digital tienen ventajas competitivas reales y tangibles.

Tipos de marketing

Breve listado, ya que hay tantos modelos de marketing como podamos imaginar, por lo que solo describimos los que nos pueden ayudar en un hotel.

Estrategia de marketing ganadora.
“La diferenciación del producto, segmentación del mercado y una propuesta de valor enfocada.”

Que hacemos mejor que la competencia para los clientes a los que nos dirigimos, con una razón para que nos compren.

 

Ejemplos de un plan de marketing hotelero

El plan de marketing es dinámico, lo tenemos que adaptar a los cambios que se puedan producir en el mercado digital, potenciar lo que funciona y descartar lo que no, probar y probar, sacar conclusiones, corregir y adaptar.

En el marketing digital trabajamos con percepciones… tienes que tener muy claro cómo es tu cliente potencial.

Entender que al viajero le podemos ofrecer un hotel espectacular, moderno y con las últimas tendencias en decoración pero nunca debemos olvidar que al final lo que de verdad importa es una buena cama para descansar en silencio, un desayuno en consonancia con las expectativas del huésped y una buena ducha, este es núcleo de todo negocio hotelero”.

Por mucho marketing digital que hagamos, por mucha estrategia online que apliquemos, si fallamos en lo básico… es tirar el dinero.

Añadir alicientes a la web del hotel, de forma visual y expresa, por la reserva en nuestra propia web en forma de ventajas especiales durante la estancia… Si nos lo permite Booking o la OTA con la que tengamos firmado contrato de adhesión en sus condiciones contractuales.

La fidelización del viajero, o lo que es lo mismo que nuestra capacidad de conocer su experiencia en el hotel de forma inmediata, atajando y resolviendo las posibles quejas y premiando sus comentarios positivos.

No podemos olvidar otras formas de mejora de la experiencia de cliente, como tener WiFi gratuito durante la estancia en el hotel, como mínimo si han realizado la reserva directa de la habitación.

El uso del smartphone se impone, más del 50%, esto nos obliga a atender esta demanda de información de forma proactiva e intensiva y en la que las reservas de última hora tienen un peso cada vez más importante.

Con la tecnología móvil, cada vez son más frecuentes las reservas hoteleras hechas minutos antes de entrar en el hotel, por lo que la asistencia telefónica a los clientes es cada vez mayor.

Sabiendo que el precio es el factor más importante de decisión para la mayoría de los huéspedes en el momento clave de hacer la reserva directa en un hotel, debemos de planificar, y ejecutar una estrategia digital de promociones, descuentos y ofertas, para generar ingresos a través de campañas de publicidad o en los perfiles de las RRSS del hotel.

Las redes sociales de nuestra audiencia y el e-mail marketing, siempre con permiso, son las mejores herramientas de engagement y performance.

El sector hotelero tiene una demanda potencial que se traduce en millones de viajeros y que hace muy poco tiempo precisaba de las agencias de viajes, touroperadores, etc, en definitiva de intermediarios físicos pero que con la irrupción de Internet, ha tenido un cambio radical.